La mejor parte de Bodas en playa



. Tuvo siempre claro que si el Protectorado no debía ser una conquista por la fuerza, tampoco podía derivar en un drama para las familias españolas ni en una ruina para el hacienda sabido. Afrontó la combate del Kert (1911-1912) y una secuencia de torpezas militares, de las que su correspondencia con el Militar García Aldave prueban su firmeza crítica y estricto sentido de la responsabilidad en el Parlamento.

Si individualidad o ambos novios piensan contraer desposorio en una Diócesis diferente al zona de residencia deberán obtener –previamente– una afirmación y un permiso del rector de la Diócesis a la que pertenezcan.

Sabrá de ellas el Militar Casademunt cuando Azaña firme, en diciembre de 1931, los decretos de concesión de dos cruces, póstumas, de San Fernando. Más la de su anciano padre, fusilado en Paracuellos.

, institución del aprender donde se formaban las mejores luces de la filosofía, la letras y el derecho magrebíes. Entre ese centro del conocimiento universitario —el primero del mundo en tal sentido, muy anticipado a las primeras universidades británicas, españolas, francesas e italianas—, con estudios prolongados, con posterioridad, en El Cairo, en la Universidad Al-Azhar

Herido dos veces, funda un diario de asedio y supervivencia. El Militar Orgaz lo escoge como ayudante. Ingresa en la Escuela Superior del Ejército —de la que será renombrado profesor principal— y asciende a Militar de Tropa. Lo nombran delegado de Asuntos Indígenas en Marruecos. En 1948, siendo divisionario, Varela lo designa delegado general de la Suscripción Comisaría. Al caer enfermo Varela, asume el mando interino. Su quinto vértice se expande. Y la nave protectoral, por él pilotada, sale a mar hendido, capea temporales y retorna a Tetuán, donde larga anclas. Llega García-Valiño. Le entrega el guion y a casa. Su último vértice se cierra.

Comprende la necesidad de negociar con El Raisuni. Y a Sidi Alkalay, persona de confianza del jerife, le hace conservarse su salvoconducto. DíGanador luego, los cadáveres del emisario raisunista y su ayudante, El Garfati, aparecen semisumergidos, maniatados y lastrados en el Méxera. Marina se enfurece y acusa a Silvestre de complicidad. Silvestre nombra una comisión que preside el comandante Orgaz. La trama se descubre: Luis Ruedas Ledesma, capitán de la Policía Indígena, con dos de sus oficiales, confabulados con Dris er Riffi, bajá de Arcila, habían urdido el doble asesinato, ejecutado (12 de mayo de 1915) cerca de Cuesta Colorada. Referencia, dirigente de un Gobierno asustado, no encuentra mejor salida que aceptar la dimisión de Acuarela y a Silvestre exigirle la suya. Para colmo, Ruedas es excarcelado. En el litigio que afrontó en 1924 supo Óleo mostrarse digno y valeroso al denunciar tal apaño. Y quedó absuelto.

En 1913 es sin embargo brigadier. Recorre los frentes de la Gran Combate, estudia las operaciones y saca osadas conclusiones que vierte en sus escritos. En 1918 asciende a Militar de división. Culto y carismático, sus conferencias y publicaciones fascinan a civiles y militares. Al dimitir Berenguer, Maura y Cierva le confían la Suscripción Comisaría. Queda asombrado ante los errores consentidos

, por el que este se internase un año ayer. Terminada la conflicto, guerrea él con su técnica, hasta poseerla. El paisaje se le entrega; sus pobladores todavía, que posan para él sin reservas. En el Islam no se tolera a los fotógrafos, pero un acuarelista o pintor es cosa humana porque interpreta al hombre, no le copia y por eso mismo no le ofende.

El 21 de agosto, de Reverso a Madrid, el coche que él mismo conducía se topa con un profundo bache, emboscado en la Cuesta de la Brújula. Volantazo, choque contra un árbol, cambio y fractura de cráneo. España perdía Figuraí al que debió ser su segundo Nobel de Medicina posteriormente de Cajal. Enlace a Wikipedia

, pero muy distante de él. Una Francia vencida lo reclamó a su lado. Quiso convencer a Lebrun y Reynaud para que permanecieran en el suelo territorial. Se limitaron a entregarle el poder y huir. Nacía la Francia de Vichy (22 de junio de 1940), un estado-Baños como refugio frente a la barbarie carca. A traición, la Inglaterra de Churchill atacó a la escuadra francesa anclada en Mers-el-Kebir (3 de julio de 1940). Pétain salvó a Inglaterra: una alocución belicista suya hubiese encendido el Hexágono y, sumadas las iras atavíos a las masas alemanas, Gran Bretaña habría sido aplastada. De Gaulle, en Londres, ignoró el daño: mil trescientos marinos franceses habían muerto.

Nunca fue más noble ni más robusto. Sus astilleros saltaron por los aires (Cádiz, 18 de agosto de 1947); pero su condición de gran prócer vizcaíno subsiste actualmente intacta.

El 23 de julio, segunda carga en Cheif, que evita la aniquilación de la columna Orrego. Consigue la Laureada sin él saberlo. Regresa para salvar de la homicidio a la columna Navarro, fusilada en el Igan. Tercera carga. Parte por la medio las filas rifeñVencedor y alcanza Batel, espantando toda examen a su paso. Vuelve grupas y ataca de revés el trincherón del Igan. Cuarta, villa y sexta cargas. El Regimiento Alcántara Bodas en playa empieza a caer y acaba muriendo en masa, pero rescata a la Familia de Navarro. Sitiados en Arruit, un cañonazo le arranca el brazo derecho (3 de agosto) y la gangrena lo mata dos díTriunfador luego. Pocos militares en la Historia en solo trece díCampeón de batalla donan su vivir y ejemplaridad para que su Ejército, su Nación y su Pueblo se sientan laureados de por vida.

Su gallardía frente al militarismo absolutista —prevalencia del fuero militar sobre el civil—, al que Alfonso XIII apoyaba sin reparos, se tornará en su contra. Ministro de Estado con Canalejas, revisaba las cláusulas de los Acuerdos con Francia en Marruecos cuando la crimen del gran jefe de estado pareció detener el tiempo

Picasso llegó a Melilla al frente de un equipo de auditores como no ha habido otro en la historia militar de España e incluso de Europa: Ataúlfo Ayala, Ángel Ruiz de la Fuente, Ángel Romanos. En jornadas agotadoras de diez y doce horas, frente a ellos declaraba una columna de supervivientes en nombre

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *